//IETF//DTD HTML 2.0//EN">
Hilda Quijano Osorio

Rompiendo el temor a los créditos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El financiamiento es uno de los temas más importantes en el proceso de consolidación de una empresa. Con este se adquieren todos los bienes y servicios que servirán para el desarrollo de la actividad. Esta inversión inicial puede provenir de  ahorros personales, prestamos de familiares o amigos, bancos e instituciones financieras, apoyos del gobierno o inversionistas de riesgo. 

Usualmente los emprendedores prefieren que sean ahorros personales pero ¿qué sucede cuando estos no son suficientes para iniciar el negocio?. Es necesario buscar otras fuentes de financiamiento. Son pocas las personas que desde un inicio deciden arriesgarse por un crédito por el temor a no poder pagar la deuda, sin embargo se debe de romper con eso. 

Para decidir tramitar un crédito es necesario revisar el plan de negocios. Este plan debe ser realizado o supervisado por un experto. Se tiene que tener claro el monto total de la inversión y analizar los flujos de efectivo (ingresos y egresos) proyectándolos a tres o cinco años. Esta información será complementada con la que nos proporcione la institución a la que se acuda. 

Por otra parte se deben identificar todas las instituciones que otorguen créditos para realizar una lista de documentación que solicitan, principalmente una comparación de los beneficios que otorguen, es decir quién posee la mejor tasa de interés y los mejores plazos de pago. 

Para obtener un crédito hay que demostrar que el futuro negocio tendrá la solvencia económica de realizar las amortizaciones (los pagos con los respectivos intereses). Uno de los principales respaldos será el plan de negocios, este se complementará con los intereses y términos de pago que la institución que elegimos nos indique. Sin embargo hay instituciones que también solicitan garantías que pueden ser hipotecarias o prendarias e información sobre otras fuentes de ingreso que se tengan. 

Recordando que las tasas de interés son cantidades de dinero que cada una de las instituciones de créditos deciden cobrar por prestarnos cierta cantidad, lo ideal es elegir una que tenga un interés fijo, de las mejores opciones de pago y en la cual se pueda cumplir con la documentación que soliciten. Analiza la información y toma la mejor decisión.

 

 

Hilda Quijano Osorio

Licenciada en Relaciones Internacionales

Voluntario en Línea de la ONU

 

© 2016 All Right Reserved - ONG Emprendedoras de Chile - Powered by Ziosgo